Inicio » Naturaleza » Flora » Quercus ilex

 

 

 

 

 

 

Quercus ilex

Ficha técnica

Nombre ComúnEncina
– Clase Frondosas
– Orden Fagales
– Familia Fagaceae
– GéneroQuercus
– EspecieQuercus ilex
– AlturaHasta 20-25 metros
– Estado de conservaciónPreocupación Menor (LC)

Descripción

La encina (Quercus ilex), es un árbol perenne de la familia Fagaceae. Este árbol es originario de la cuenca del Mediterráneo, y se puede encontrar sobre todo en las penínsulas Itálica e Ibérica. Tiene dos subespecies: Quercus ilex ilex y Quercus ilex ballota. La primera se distribuye hacia el este, desde Francia a Grecia e incluso Turquía, mientras que la segunda se encuentra en la Península Ibérica y el norte de Francia. En esta Península también hay regiones donde conviven ambas especies.

Detalle del tronco. Fuente: David gaya, CC BY-SA 2.5

Características

La encina es un árbol de tamaño mediano que puede alcanzar una altura de hasta 25 metros, aunque normalmente mide entre 10 y 15 metros. Su tronco es grueso y rugoso, y puede llegar a superar el metro de diámetro. En los ejemplares adultos se vuelve de un color muy oscuro y comienza a agrietarse. La copa es muy amplia y densa, ofreciendo un gran refugio a los animales.

Hojas

Sus hojas son coriáceas y perennes, al contrario que muchas otras especies del género. Tienen una forma ovalada y son de un color verde oscuro por el haz y más claro por el envés. En los ejemplares jóvenes y las ramas bajas las hojas tienen pinchos que las protegan de los herbívoros.

Flores

Quercus ilex es una especie unisexual. Sus flores masculinas son amentos de color amarillo-naranja que se disponen sobre todo en la parte alta del árbol. Las femeninas son pequeñas de color rojizo aunque tienden a amarillear. La encina florece entre marzo y mayo.

Fruto y semilla

El fruto de Quercus ilex es una bellota de forma ovalada, de un tamaño de 2 a 4 centímetros, que madura en otoño. Tiene un color marrón oscuro y una cúpula característica. Son una fuente de alimento muy importante para la fauna y el ganado.

Detalle de los amentos. Fuente: Robert Flogaus-Faust, CC BY 4.0
Detalle de las bellotas. Fuente: Lucarelli, CC BY-SA 3.0

Distribución

La encina es un árbol muy común en la Península Ibérica, especialmente en el centro y sur de España, aunque también se puede encontrar en Portugal, Francia, Italia, Marruecos y Túnez. Es un árbol muy resistente, que crece bien en todo tipo de suelos y hasta 1500 metros de altitud. Se desarrolla muy buen en climas cálidos y secos, siendo la especie típica del clima mediterráneo. En climas más húmedos o a mayor altitud es posible encontrarla en una talla inferior, pasándose a denominarse chaparra o carrasca.

Los encinares, bosques formados por encinas, son uno de los ecosistemas más característicos de la Península Ibérica. La encina es un árbol muy importante desde un punto de vista ecológico, ya que proporciona alimento y refugio a una gran variedad de animales y plantas. También forma un típo de paisaje antropogénico, las dehesas, que son amplios terrenos con una baja frecuencia de individuos. En estos paisajes son aprovechadas por sus bellotas para alimentar el ganado y por su leña.

Distribución de la encina. Fuente: MITECO

Propiedades de la encina

La encina es un árbol muy apreciado por sus múltiples propiedades. Por un lado, la madera de encina es muy valorada por su dureza y resistencia, y se utiliza en la construcción de muebles y todo tipo de estructuras.

Por otro lado, las bellotas de encina son un alimento muy nutritivo que se ha utilizado desde tiempos antiguos en la alimentación humana y animal. Además, su madera se ha utilizado como combustible en muchas regiones de España, debido a su gran distribución y presencia.

Tipos de encina

Existen varias subespecies de Quercus ilex, cada una con sus propias características. A continuación, se muestran las subespecies más comunes:

  • Quercus ilex subsp. ilex: es la subespecie más extendida en la cuenca mediterránea. Tiene unas hojas más grandes y lauroides. Tiene una mayor presencia en zonas más húmedas.
  • Quercus ilex subsp. ballota: es una subespecie que se encuentra principalmente en la Península Ibérica. Sus hojas son más pequeñas y punzantes. Tiene una mayor tolerancia a la sequía.

Ambas subespecies de Quercus ilex tienen un gran valor ecológico y cultural en la región mediterránea, ya que proporcionan alimento y refugio a numerosas especies animales, además de ser un elemento fundamental en el paisaje y la cultura rural de la región.

Quercus ilex subsp ilex. Fuente: Sannicolasdeugarte, CC BY-SA 3.0
Quercus ilex subsp ballota. Fuente: SABENCIA, CC BY-SA 4.0

Diferencia entre roble y encina

A pesar de que el roble y la encina son dos árboles del mismo género comunes en bosques mediterráneos, existen algunas diferencias notables entre ellos.

En cuanto a su apariencia, los robles tienen hojas más grandes y redondeadas, mientras que las hojas de las encinas son más pequeñas, coriáceas y perennes. Sin embargo, la principal diferencia es que las hojas de la encina son perennes, por lo que sobreviven en el árbol entre 2 y 4 años antes de renovarse, mientras que los robles y quejigos son caducifolios, por lo que tiran las hojas todos los inviernos y las recuperan en la primavera. Existe la excepción de las hojas marcescentes, que aguantan secas en el árbol durante el invierno. Este tipo de hojas está presente en varias especies, destacando sobre todo en el rebollo o melojo (Quercus pyrenaica).

Compartir Artículo

Deja un comentario